Mi experiencia con los coloretes de Saigu Cosmetics

16 mar 2021

Ya sabéis que tengo debilidad por Saigu Cosmetics, una marca de maquillaje maravillosa, española, hasta arriba de ingredientes respetuosos y sobre todo, de gran calidad. No me pierdo ninguno de sus lanzamientos, y con el último me han hecho perder la cabeza muy seriamente: coloretes en crema. Tres tonos que son por cierto un homenaje a la comunidad LGTBI. 



Sobre Saigu Cosmetics

Saigu es una marca de maquillaje española, de ¿Valencia? creo recordar. Sus creadores son David y Gerard, dos amigos de la infancia que han aunado los conocimientos en marketing digital del primero y los de química y empresa cosmética del segundo, y que apuestan por unos valores que son el alma de la marca: cosmética natural y ecológica, hecha con productos de proximidad, seguros para la piel y con el mínimo impacto medioambiental. Hasta aquí todo mola mucho, pero espera que queda lo mejor.



Desde su creación en febrero de 2019 Saigu ha ido creciendo sin prisa pero sin pausa, ya que sus productos se formulan a conciencia,  están bien hechos, y cada nuevo lanzamiento es como poco tan fantástico como el anterior, con packagins sencillos pero bonitos, minimalistas diría y robustos, que apuesta siempre por el cristal, más fácil de reciclar. Y sobre todo con mucha calidad. Su último lanzamiento: coloretes en crema.

Puedes ver más reviews de Saigu en este enlace



Los coloretes de Saigu Cosmetics

Saigu lanzó hace algo más de un mes tres tonos de colorete en crema bonitos y favorecedores, aptos para cualquier tonalidad de piel. Al ser en crema no son quizás la textura más adecuada para pieles grasas, pero en pieles mixtas y secas funcionan fenomenal. Viene en tarro de cristal, seña de identidad de Saigu, ya que el cristal se puede reciclar una y otra vez por los siglos de los siglos, y cada uno cuesta 26 € por 7 gramos de producto. 



Son coloretes de acabado jugoso, semimate, muy naturales, semitransparentes y modulables: cuanto más capas se den más intensidad de color se consigue. Saigu ha querido con sus coloretes hacer un homenaje a la comunidad LGTBI dando a cada tono el nombre de un activista histórico por los derechos de este colectivo. Y es que en Saigu quieren que el maquillaje no tenga género: 

  • Tono Marsha (en recuerdo de Marsha J. Johnson, activista transexual de neoyorquina fallecida en 1992): es el tono más subido de los tres, morado terroso que sobre la piel queda natural y bonito. 
  • Tono Simon (en recuerdo de Simon Nkoli, sudafricano que tuvo que sufrió doble opresión durante los años del apartheid: ser negro y homosexual): tono más neutro, marrón suave. 
  • Tono Nancy (en recuerdo de Nancy Cárdenas, periodista mexicana que le dio una gran visibilidad a la comunidad gay al hablar abiertamente de su sexualidad en los medios de comunicación): tono melocotón, más anaranjado y clarito, perfecto para el verano. 


Se pueden también utilizar en los labios para dar un toque de color suave a estos. Lo he usado alguna vez para este fin pero en este caso la duración es menor. 

En cuanto a su aplicación la ventaja que tienen los coloretes en crema es que se pueden aplicar de la forma que más nos guste: con los dedos, con una esponja o con brocha. En cualquier caso el color se integra perfectamente con la piel. Por cierto, tienen un arome con un toque ¿avainillado? que es súper agradable. 




Mi opinión de los coloretes de Saigu Cosmetic

A mí Saigu me enamora y sus coloretes no han sido menos. Ya había utilizado alguno de sus labiales como colorete porque me chiflaban los tonos, y claro, la llegada de coloretes no me ha dejado indiferente. El acabado que tienen es realmente natural, los tonos son ideales para cualquier piel y cualquier época del año (quizás Nancy sea un poquito más veraniego). Pecan tal vez de tender a los marrones (al ser coloretes veganos hay pigmentos difíciles de conseguir), y echo de menos algún tono más rosado, o algún tono más, pero entiendo que son una marca pequeñita y no se pueden volver locos lanzando tonos. El formato de cristal personalmente me parece todo un acierto, todo lo que sea ahorrarle plástico al planeta está muy bien ¿no te parece?, y aunque pesan un poquito más son también más elegantes. 

Me gusta también que son fáciles de manejar, ideales para quienes no estén muy habituadas a usar coloretes: al ser modulables no se corre el riesgo de pasarse con el color. Además se pueden aplicar directamente con los dedos si así se desea e integrarlos con facilidad, así que si nunca has usado colorete y no quieres complicarte la vida los de Saigu son perfectos para ti, otorgan ese aspecto saludable y de buena cara que tanto nos gusta. 






3 comentarios

  1. desde que los he visto por redes me tientan mucho, me gusta mucho el formato y los tonos por supuesto

    ResponderEliminar
  2. tienen una pinta estupenda, la verdad es que no los conocía hasta ahora, el que más me ha gustado es el tonito melocotón
    un besote

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que los tres sin preciosos y la motivación e historia que hay detrás le dan aún más valor, saludos!

    ResponderEliminar