Ventajas y desventajas de la copa menstrual. Mi experiencia con Sileu Cup.

26 feb. 2020

La copa menstrual se nos está presentando a las mujeres como la revolución del siglo en lo que a la regla y el feminismo se refiere. Y no te digo yo que no esté fenomenal, sobre todo porque se habla de la regla y nos dejamos en paz de tanto tabú con respecto al tema, pero como todo, la copa menstrual tiene sus ventajas y sus desventajas. En los últimos años he probado tres marcas diferentes, la última ha sido Sileu Cup, que ha sido la que más me ha convencido.



Como te comento la copa menstrual tiene cosas buenas y otras menos buenas, al final es una opción más que tenemos las mujeres en el mercado para afrontar de la forma más cómoda y conveniente los días que tenemos la regla. No voy a decirte que la copa es el paraíso, que es lo mejor del universo y que con ella no te vas a enterar de que te viene la regla, porque no es verdad. De hecho creo que tiene algunos inconvenientes, y que cogerle el truco no es nada sencillo. Pero como todo, cuanto más información tengamos sobre el tema mejores decisiones podremos tomar, ¿no te parece? Hoy lo voy a traer todo punto por punto.

¿Qué es y cómo se utiliza la copa menstrual?

La copa menstrual es una opción ecológica que permite recoger el flujo de la menstruación antes de que este salga al exterior. Es un artilugio flexible, que hay que introducir en la vagina plegado (y preferiblemente mojado para que se deslice mejor), y una vez dentro se expande y en vez de absorber la regla, la recoge, de manera que pasadas unas horas hay que vaciarla en el váter, y volver a colocarla en su sitio. Solo es necesario tener una (eres libre de tener más si quieres), y esterilizarla al final de cada ciclo menstrual.


Para sacarla es necesario introducir dos dedos en la vagina, coger del extremo inferior y apretar un poco para sacarla. Suelen tener un pequeño palito del que puedes tirar para sacar la copa, pero por una lado puede hacer ventosa y resultar incómodo, y además controlas menos la salida de la copa. Como todo es cuestión de cogerle el truco.

Ventajas de la copa menstrual

  • La copa menstrual es más barata: la copa menstrual la compras una vez y dura años y años. Con lo cual haces un desembolso de 20 o 30 € y se acabó. ¿Has calculado lo que te gastas a lo largo de un año en tampones y/o compresas). Además solo necesitas una, no hace falta tener varios tamaños 
  • Es más ecológica: al ser un artículo reutilizable no genera desechos, ninguno, con lo que se convierte en la opción más sostenible a la hora de utilizar artículos de higiene femenina. 
  • No necesitas llevar recambios en el bolso: cuando tenemos la regla siempre tenemos que llevar recambio en el bolso cuando vamos a pasar muchas horas fuera de casa. Y no sé a tú, pero yo soy muy proclive a olvidarme de ellos, hasta el punto de echar directamente la caja de OB al bolso. Con la copa no me tengo que acordar de llevar un arsenal de tampones en el bolso. 
  • La copa menstrual no tiene químicos ni aditivos, solo tiene silicona médica, que garantiza el equilibrio adecuado en el pH vaginal. Muchos tampones y compresas llevan compuestos químicos blanqueantes que pueden producir alergias e incomodidad. ¡Como sino tuviéramos bastante con la regla!
  • Puedes llevar la copa menstrual durante más horas. A diferencia de los tampones que nos deben llevar puestos más de 6 horas (aunque alguna vez se nos olvide, y quien esté libre de pecado que tire la primera piedra), la copa puedes llevarla hasta 12 horas sin ningún problema. 
  • Solo necesitas una. Puedes tener más si quieres, pero con una sirve. Lo único de lo que te tienes que preocupar es de esterilizarla al principio y al final de menstruación, y de tener un recipiente específico para ello. Es fácil, se puede hacer incluso en el microondas. 

Desventajas de la copa menstrual

  • Los comienzos nos son fáciles. Ponerse bien la copa menstrual requiere un poco de práctica (como todo claro está), y una mala colocación puede conllevar pérdidas de flujo menstrual, algo que a las mujeres nos vuelve bastante paranoicas. Además hay que aprender a vaciarla, y te aseguro que al principio no es fácil. 
  • Hay que dar con la copa adecuada: En el mercado hay copas de diferente tamaño, de diferente grosor, incluso forma, y encontrar la copa adecuada no tiene porque salir bien a la primera. Pero no te desesperes, busca otra marca. 
  • Hay que vaciarla: esto es una obviedad desde luego, pero verte en la tesitura de vaciarla por primera vez fuera de casa puede ser casi traumático. Pero que no cunda el pánico, es cuestión de práctica. 
  • Te manchas más que con tampones y compresas: ten en cuenta que para sacarla hay que introducir los dedos en la vagina, vaciarla directamente... así que sí, te manchas, sobre todo al principio. Pero tranquila, solo es tu menstruación. 
  • Con la copa menstrual pueden aumentar las ganas de ir al baño. Sí, suena raro, pero lo consulté con algunas amigas que también usan la copa y les pasa. La copa puede ejercer presión en la vejiga y por tanto las ganas de ir a hacer pis son en esos días un poco más frecuentes, pero tampoco es una cosa alarmante. 

Consejos para empezar a utilizar la copa menstrual

El mejor consejo que te puedo dar a la hora de empezar a utilizar una copa menstrual es que comiences tranquilamente en casa y te armes de paciencia. Yo necesité varios meses hasta hacerme a ella, sobre todo en lo que a colocarla se refiere. De verdad que llegué a pensar que aquello no era para mí, que después de haber oído maravillas iba a ser yo la única pánfila que no iba a conseguir hacerme a ella. Pero me hice. Los comienzos fueron difíciles, para que te hagas a la idea, cuando empecé a usarla me desnudaba entera para manejarla en el baño porque como no tenía práctica dejaba aquello como si hubiese pasado por allí Jack el Destripador. Pero aquello ya pasó a la historia, y con práctica ahora soy capaz de vaciarla en baños públicos y con los ojos cerrados. 

Con respecto a los baños públicos te recomiendo que procures llevar una botella de agua que te permita aclararla un poco al vaciarla. Esto no es indispensable, puedes ponértela de nuevo sin aclararla si no puedes hacerlo, pero es recomendable y sobre todo al principio te permitirá limpiarte restos de sangre de las manos.


Al principio sobre todo puede ser recomendable utilizar la copa junto a algún salvaslip, por si la se coloca mal y hay algún escape. Te sentirás así más segura. Yo me hice con unos monísimos y reutilizables de Compresas y Mujeres. No son tan cómodos como los que venden en los súper mercados pero son más chulos y más sostenibles. Y por tanto también más baratos. 

Mi experiencia con la copa menstrual Sileu Cup

Tal y como te he comentado más arriba he probado en total tres copas. La primera la compré yo y la he utilizado dos años, pero no terminaba de sentirme segura con ella porque muchas veces tenía pérdidas. La segunda que tuve me la envió una marca y era genial, ¡tenía hasta aplicador! pero era demasiado blanda, por lo que cuando me la colocaba al estar un poco hinchada los primeros días no se abría del todo y se llenaba demasiado rápido, con lo que no pude continuar utilizándola. 

Justo cuando estaba buscando una nueva desde Sileu Cup se pusieron en contacto conmigo para probar su copa menstrual. Me enviaron a casa un pack que incluía además una Sileu Cup, un vaso para estirilizarla en el microondas plegable y un estuche monísimo para guardarlo todo, que me parece de lo más práctico. 




El primer mes no conseguí hacerme a ella del todo la verdad, y parecía que no era capaz de ponérmela sin tener escapes de flujo, pero como te digo me armé de paciencia y le di más oportunidades. Finalmente he conseguido colocarla correctamente (aunque no he dejado de usar mis salvaslips reutilizables) y tras utilizarla varios meses seguidos te puedo decir que es con la que más cómoda me siento de cuantas he utilizado. Es un poco más blanda que la primera que tuve, pero se abre perfectamente en el interior, con lo que ni se llena rápido (la puedo usar horas y horas, incluso para dormir) ni hace que me sienta más hinchada de lo normal.


Sileu Cup está disponible en diferentes tamaños y flexibilidades. En general debes utilizar un talla S si eres menor de 30 o no has tenido partos vaginales; y la L si has tenido partos vaginales, pero es preferible informarse de las especificaciones de cada marca para seleccionar la talla que mejor se ajuste a tus necesidades. Puedes visitar su página web y ver todos sus artículos, que son variado y útiles.

Y tú, ¿ya te has rendido a las bondades de la copa menstrual o eres reticente? ¿Has conseguido adaptarte a ella bien?

15 comentarios

  1. Yo recibí una de otra marca y desistí pero leyendo .. Igual caigo con esta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que ser paciente con ella. A mí me costó, de verdad.
      Un beso guapa

      Eliminar
  2. Yo llevo muchos años usando Meluna y estoy encantada. No la cambio por nada para mi un descubrimiento!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, eres de las que ha sucumbido a los encantos de la copa ;) Me alegra mucho.

      Eliminar
  3. De todo esto después de oír ver y leer tanto es de tus fotos... nunca antes las había visto tan explícitas... y me reafirmo me alegro de llegar tarde al artilugio😜

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, la verdad es que se acercan bastante a la realidad, pero aún así creo que te reconcilia un poco con la regla. La ves como es de verdad y no empapando compresas o tampones.
      Un besote.

      Eliminar
  4. yo ya no utilizo otra cosa que la copa, ahora hasta un tampón me es molesto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo depende, hay meses que estoy poco inspirada y me doy a los tampones la verdad. Pero los he reduciod mucho.
      Un beso Sonia.

      Eliminar
  5. Yo uso Mooncup y no cambio la copa por nada. Totalmente de acuerdo contigo en que los comienzos son complicados pero, en mi caso, las ventajas han acabado superando a los inconvenientes. Me apunto la de Sileu porque ya me va tocando cambiarla y el estuchito me ha enamorado *.*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es monísimo!! Pues echa un ojo a la web de la marca que tienen muchos tipos y muchos accesorios.
      Un beso Pauli.

      Eliminar
  6. Yo aun no me he lanzado a usarla, pero entiendo que algo más cómodo debe ser aunque tenga sus contras, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como todo, tiene cosas buenas y cosas malas, pero creo que como poco hay que probarla, para ver lo que es.
      Un beso guapa.

      Eliminar
  7. Prometo que lo he intentado en varias ocasiones pero imposible (tampoco he sido capaz de ponerme bien un tampón, así que mal vamos)... pero cuando me vuelva la regla (ahora embarazada obviamente no la tengo jeje) lo volveré a intentar. quizá la clave sea probar otras también, no sé...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enohorabuena por tu segundo retoño guapísima. Espero que todo vaya fenomenal.
      Hmmm, creo que si no consigues ponerte un tampón la copa no va a ser fácil, es más grande... Pero bueno, por intentarlo.
      Un besazo!

      Eliminar
  8. Tengo ganas de probar una,esta me gusta por el estuche que me parece muy practico. Muy buena entrada, muy completa, bsts

    ResponderEliminar