Julio en Lush Labs: Colección Bath Art. - My Cosmetic Art
.
.

12 jul. 2018

Julio en Lush Labs: Colección Bath Art.

En mayo Lush lanzó a través de sus webs en todo el mundo algo llamado Lush Labs, una pequeña sección en su tienda online que cambia mes a mes, a modo de ediciones limitadas, y que funciona como una especie de laboratorio de ideas, de investigación, donde probar productos nuevos y exclusivos, divertidos, cargados de imaginación... Desde el primer momento me llamó mucho la atención, ¿quién sino Lush podría hacer algo así? Y lo que han lanzado este mes de julio no tiene desperdicio: una colección que han bautizado como Bath Art, y que han tenido el súper detalle de hacerme llegar al completo. Lloro de la emoción...

Julio en Lush Labs: Colección Bath Art.


Nunca he ocultado mi devoción por Lush. Cuando abrí hace ya 5 años My Cosmetic Art en parte lo hice porque me estaba aficionando mucho a la marca y tenía ganas de compartir mis impresiones sobre ella con el mundo (hubo muchas más razones por supuesto, pero Lush tuvo un poquito la culpa de que me hiciese bloggera). Por aquel entonces soñaba con colaborar con ellos... era bonito pensar que algún día pudieran hacerlo y bueno, a veces los sueños se hacen realidad. : )

Lush Labs mola, creo que el concepto es genial, novedoso. Después de casi 6 años siguiendo de cerca la andadura de la marca todavía son capaces de sorprenderme, y eso les hace grandes. Pero además Bath Art es una colección con la que puedo sentir cierta identificación: la parte de Art en todas sus vertientes, y en la cosmética ellos la hacen realidad a nivel visual, porque para hacer estos productos se han inspirado precisamente en la fotografías que algunas personas compartían en Instagram con el hashtag #BathArt. Y es que por esta red social que últimamente me trae por el camino de la amargura circulan cuentas dedicadas exclusivamente a mostrar baños de espuma de colores a base de productos de Lush, a veces con resultados espectaculares (ejemplos aquí, aquí, aquí o aquí). Y sin perder la parte de ingredientes chachis y aromas maravillosos.

No me ha dado tiempo a probar la gama todavía: a veces darme baños me da cargo de conciencia por aquello de que se gasta mucho agua (en Reino Unido supongo que no tienen problemas de sequía), pero como esta primavera no ha parado de llover no voy a tardar en darme el gusto. Prefiero probar y luego contaros, pero esta colección va a estar en la web muy poquito tiempo, por eso os la voy a enseñar antes. Aclarado el punto de testeo, vamos a verla en detalle al completo para que lo entendáis mejor.

Bubble Brush: burbuja de baño reutilizable para colorear el agua. 


Julio en Lush Labs: Colección Bath Art.

No son ni las primeras burbujas de baño reutilizables de Lush, ni las primeras que tienen palito a modo de pirutela (por cierto, bien grandes), pero estas las han ideado para pintar el agua de la bañera. Tal cual Artistas, ver para creer. Se las han arreglado para conseguir que los colores queden en el agua y en la espuma y que cada cual haga de su bañera un cuadro, que pueda fotografiarlo y compartirlo, una experiencia táctil, olfativa y visual, el todo de la cosmética que yo siempre he querido defender, y sin necesidad de plásticos. ¡Ole, ole, ole! Tranquilas, cuando pasen por mi bañera dejaré constancia de ello, pena que mi baño tenga tan mala luz, estoy pensando seriamente en subirme el cuarzo del trastero...

Y como para gustos los colores (y los olores), han sacado tres distintas:

  • Mint Bubble Brush: azul y fresca, a base de menta. 
  • Candy Bubble Brush: rosa y dulce, huele igual que Snow Fairy
  • Lemon Bubble Brush: amarilla, a base de limón, lima y naranja. 

Decidme que no son molonas y que no las queréis probar... porque no me lo creo. Son arte y cosmética juntas en una sola cosa... Cada una cuesta 7,95 €. Con grandes y reutilizables, solo hay que dejarlas secar después de usarlas

I'm forever blowing bubbles: burbuja de baño reutilizable para hacer pompas de jabón.


Julio en Lush Labs: Colección Bath Art.

No contentos con que pintemos el agua, lanzan una burbuja de baño que permite hacer pompas de jabón. Tal cual, con I'm forever blowing bubbles además de aportar aceites de pomelo y limón de Sicilia a la bañera se puede usar como pompero. Huele que os morís de bien, mientras no las utiliza me parece a mí que las voy a meter en mi armario... También es reutilizable y cuesta 9,50 €.

Pink Petitgrain: Burbuja reutilizables spinner. 


Julio en Lush Labs: Colección Bath Art.

Las Bubble Spinner son burbujas reutilizables que se ponen debajo del grifo de agua y giran, igual que los famosos juguetes que hace unos meses se pusieron de moda, que simplemente se hacía girar con dos dedos. Tampoco esta es la primera de Lush, pero sí es la primera que cae en mis manos. Es un concepto divertido, que llena el baño de burbujas, colorea el agua de color rosa y aporta un aroma agradable a Petitgrain y pomelo. Cuesta 9,95 €.

Honey Drips: aceite de baño. 


Julio en Lush Labs: Colección Bath Art.

La nota discordante de la colección la da Honey Drips, un aceite de baño a base de mantecas de karité y de cacao, Aceite de Almendra, Perfume Absolutos de Vainilla, de Jazmín y de Tonka, Miel... Se pone en el agua, se derrite, y aporta un montón de hidratación y de suavidad a la piel. El aroma de esta monada es un auténtico despropósito, dulce y la vez floral, quiero un perfume así... de hecho estoy pensando en darle un uso alternativo (os contaré si sale bien). Cuesta 6,50 €

Y hasta aquí la Colección Bath Art, no me digáis que no os ha sorprendido; yo sigo alucinando, es todo como muy My Cosmetic Art ¿no? O transmite una buena parte de lo que quiero transmitir yo con la cosmética, que es divertida, es opcional, y supone un todo sensitivo que incluye olfato, tacto y vista, y después ya los resultados. Perfecta para hacer un regalo, para los niños o para volver a ser un niño ¿no os parece?

Jelly Bomb Turtle Immersion: bomba de baño con gelatina. 


Julio en Lush Labs: Colección Bath Art.

 Ya fuera de la Colección Bath Art pero también hablando de productos de baño quería mostraros esta tortuga tan mona, es una Jelly Bomb llamada Turtle Immersion, y forma parte de una de las campañas de concienciación de Lush. Con ella la marca vuelve a poner el foco sobre la necesidad de reducir el plástico, en este caso las bolsas de plástico, que las tortugas marinas confunden con medusas que forman parte de su dieta, provocando la muerte de muchos ejemplares cada año. Para recordarnos que el mar está lleno de plástico (se estima que en 2050 habrá en el mar más plástico que peces) la tortuga suelta en el agua unas algas que lo simulan y que quedan flotando en la bañera. 

Las Jelly Bomb por cierto, son bombas de baño con gelatina (aquí una foto ilustrativa), son una pasada porque huelen de miedo e hidratan la piel, y tienen un aspecto así pringosete divertido. Esta concretamente está hecha a base de pino y ciprés y huele que os puede dar algo de bien (son aromas que me pierden). Cuesta 8.95 € (¡ala!), y son de Edición Limitada así que si queréis una ¡corred insensatas!

12 comentarios:

  1. Esta gente de Lush, con todo lo ecologistas que se venden, ¿no se han enterado del tema de que las reservas de agua están en apuros como para irse dando bañitos a troche y moche? Hay cosas que me chirrían.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hmmm, tienes razón, y alguna vez se lo he hecho saber, pero ten en cuenta que la marca en inglesa, y allí no creo que tengan problemas de agua... En cualquier caso yo me doy baños de pascuas a ramos, pero cuando lo hago es por todo lo grande, con bolas de dos en dos. Mientras tanto las dejo en el armario para que den aroma rico.
      Un beso Beatrzi.

      Eliminar
  2. Yo no me doy baños muy a menudo, estamos en sequía y hay que cuidar el medio ambiente. A mi esta marca en el ondo me da un pco de corage...
    Un beso!
    El Tocador de Mia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco me doy baños a menudo precisamente por el tema de la sequía, pero cuando lo hago lo hago a lo grande, con bombas de baño y aceites y de todo :) En cuando a la marca si todas fueran un poco como Lush supongo que el mundo sería un poco mejor, aunque tengan sus cosas.
      Un abrazo Virgina, gracias por tu comentario.

      Eliminar
  3. pero qué monerías! me ha encantado lo de las pompas de jabón (para mi bebé jeje)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también :) A ver si me pongo y lo pruebo.
      Un beso Eneri.

      Eliminar
  4. Es una gran suerte que LUSH siga sorprendiéndote y encima colabora contigo :) tiene que ser genial. El que más me ha gustado es el de la tortuguita :)

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que sí, me siento muy afortunada de que me tengan en cuenta. La Tortuga es muy bonita, me va a dar pena usarla.
      Un abrazo Patri.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. ¿Verdad que sí? Menudas cosas se inventan estos de Lush.
      Un beso guapa.

      Eliminar
  6. Tiene muy pinta la verdad pero para mi no son que no tengo bañera en casa...¡como la echo de menos!bsts

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, si cae alguna en tus manos resérvala para cuando visites un hotel y mientras tanto la puede poner en el armario, que da un aroma estupendo ;)
      Un beso guapa.

      Eliminar

@mycosmeticart

.
.