Lush y sus productos autoconservantes: Drean Cream, Mask of Magnaminty y Ocean Salt. - My Cosmetic Art
.
.

31 jul. 2017

Lush y sus productos autoconservantes: Drean Cream, Mask of Magnaminty y Ocean Salt.

Que soy una amante incondicional de Lush no es nada nuevo para vosotras, en parte muchas me conocéis precisamente por hablar mucho de la marca, y es que Lush es sin duda mi marca de cosmética preferida. Así que cuando la mensajera llegó le otro día a mi puerta (viene tanto que un día de estos voy a invitarla a un café) con un paquete sorpresa para mí os imaginaréis la alegría que se llevo tanto mi body como mi yo bloggera. Que la marca cuente conmigo para dar visibilidad a sus acciones para mí sin duda, no tiene precio.

Ya hace bastante tiempo que Lush empezó a reformular algunos de sus productos para eliminarles los conservantes sintéticos y hacerlos lo que ellos han denominado con autoconservantes, supongo que era lo que tocaba después de conseguir acabar con los envases de muchos de sus productos, los desnudos. Pero es que ahora además han hecho unos diseños especiales (y preciosos) para estos productos, acompañados de un par de chucherías textiles que todas vais a desear.

Lush y sus productos autoconservantes: Drean Cream, Mask of Magnaminty y Ocean Salt.

El envío incluía también un folleto explicativo sobre la política de ingredientes conservantes de Lush. Siento deciros que los folletos, que antes se repartían en la tienda están agotados, pero tenéis toda la información respectiva en las web de Lush (aquí).

Los conservantes en el mundo de la cosmética son necesarios para que podamos tener en nuestros baños nuestros productos durante un tiempo que nos permita terminarlos sin que se estropeen ni proliferen bacterias que pueden perjudicar a nuestra salud. Uno de los conservantes más habituales y antiguos usados en el mundo de la cosmética son los parabenos. Sí, a todas nos suenan como poco. Lush da una explicación bastante clara sobre el uso los Parabenos en cosmética que os quiero  resumir: en 2004 un estudio reveló la presencia de parabenos en tumores de cáncer de mama. Tras aquel descubrimiento se hicieron numerosos estudios al respecto, pero ninguno ha podido vincular los parabenos a la aparición del cancer de mama. Pero la mala prensa ya la tienen, eso está claro...

Debemos tener en cuenta que el hecho de que no se utilicen parabenos en un cosmético no significa que no lleven otro tipo de conservantes (fenoxietanol, alcohol bencílico...) que a día de hoy están mucho menos estudiados de lo que están los parabenos. En principio los parabenos serían seguros salvo casos de irritaciones en la piel.

Lush y sus productos autoconservantes: Drean Cream, Mask of Magnaminty y Ocean Salt.

No obstante Lush va un paso más allá a la hora de querer eliminar los conservantes sintéticos de sus fórmulas, alegando que tienen un importante impacto sobre medio ambiente al pasar al ciclo del agua y afectar en el desarrollo habitual de la vida de otros organismos, que, recordemos, acaba por repercutirnos a nosotros. Esgrimen de nuevo la lanza del ecologismo para mejorar sus fórmulas, causa que no deberíamos tomarnos tan a la ligera porque, vuelvo a recordar, no tenemos un Planeta B, y parece que a los humanos solo nos importa lo que comemos y lo que nos ponemos cuando afecta solo a nuestra salud (ahí está el aceite de palma, cuya extracción lleva años deforestando la Tierra, pero solo nos escandalizamos cuando nos dicen que es cancerígeno). La Tierra viviría muy bien sin el ser humano pero recordemos que nosotros no podemos vivir sin la Tierra.

Lush y sus productos autoconservantes: Drean Cream, Mask of Magnaminty y Ocean Salt.

Y a pesar de ello, seguimos necesitando conservar nuestros cosméticos una cantidad de tiempo razonable como para poder gastarlos, y por tanto Lush ha estado indagando en la manera de anular la acción del agua sobre estos (es precisamente ahí donde proliferan los microorganismos que pueden echar a perder nuestros cosméticos o afectar a nuestra piel). En sus productos sólidos no consiguen simplemente eliminándola casi por completo, pero en otros, además de reducir su cantidad todo lo posible, Lush opta por conservantes naturales como pueden ser la miel, la sal, mantecas, la glicerina y las arcillas, y buscando alterar lo menos posible sus fórmulas originales.

Y para celebrar sus logros han vestido de bonito (de muy bonito) tres de sus productos autoconservantes: Drean Cream, Mask of Magnaminty y Ocean Salt. Estas versiones aún no las he probado, pero si sus versiones tradicionales.

Como veréis la mayor parte de sus composiciones están en color verde, lo que indica que esos ingredientes son naturales. Además si os fijáis bien, los diseños de cada envase son ligeramente diferentes unos de otros, para ilustrarlos con los componentes reales de cada fórmula.

Lush y sus productos autoconservantes: Drean Cream, Mask of Magnaminty y Ocean Salt.


Dream Cream es posiblemente uno de los productos más emblemáticos de Lush, de hecho os hablé de ella hace mucho tiempo aquí. Es una crema corporal hecha sobre todo a base de flores y mantecas que hidrata la piel que es un gusto, incluso las más sensibles (puesta a prueba con mi abuela que ya no puede estar sin ella). Eso sí, untosa como ella sola. Para lograr la versión autoconservante la gente de Lush necesitó realizar nada menos que 98 formulas diferentes. Esta versión por lo visto es todavía más heavy que la original, y han logrado anular el agua que contiene añadiendo aceite de oliva. Tiene también leche de avena, manteca de cacao que también limita el contenido de agua, camomila, rosa, lavanda... es un producto genial. 

Lush y sus productos autoconservantes: Drean Cream, Mask of Magnaminty y Ocean Salt.

Lush y sus productos autoconservantes: Drean Cream, Mask of Magnaminty y Ocean Salt.

Otro producto icónico de Lush es su exfoliante Ocean Salt, del que soy muy fan y del que he gastado ya unos cuantos envases. Es un exfoliante de cara y cuerpo que yo uso únicamente en la cara, os hice hace poco una comparación entre ella y al también icónica Rub Rub Rub (podéis leerla aquí). Para mejorar la conservación de Ocean Salt han añadido más sal a la fórmula. Pero no solo eso, han optado además por hacerla vegana, sustituyendo la lanolina de la antigua fórmula por tofu. Además le han añadido pomelo, que tiene propiedades tonificantes e iluminadoras. No voy a tardar en probarlo.

Lush y sus productos autoconservantes: Drean Cream, Mask of Magnaminty y Ocean Salt.

Lush y sus productos autoconservantes: Drean Cream, Mask of Magnaminty y Ocean Salt.

Mask of Magnaminty es el único producto de Lush que he probado y no me ha gustado (os lo conté aquí), pero aprovechando que lo vuelvo a tener en casa lo voy a probar de nuevo. Fijaos por cierto en que el 100% de sus ingredientes están en verde. El conservante natural de Mask of Magnaminty es la miel, que reduce la proliferación de microbios en la fórmula. A ver cómo se me da la nueva experimentación con esta mascarilla, a lo mejor ahora en verano su contenido en menta me resulta refrescante y me reconcilio con ella. 

Lush y sus productos autoconservantes: Drean Cream, Mask of Magnaminty y Ocean Salt.

Pero además han aprovechado estos diseños tan rechulos que han hecho para sus envases de Autoconservantes y han hecho una bolsa preciosa que utilizo directamente como bolso, y que podéis comprar en su web e imagino que también en sus tiendas por unos 12 € (pensaba hacerme con ella porque la vi hace unos días en alguna de las 200 cuentas de Lush que sigo y me flipó, así que equipo de Lush gracias por enviármela); y también uno de sus pañuelos para envolver regalos llenos de flores y de abejas... Que por cierto se hacen reciclando botellas de plástico, ahí es nada.

Lush y sus productos autoconservantes: Drean Cream, Mask of Magnaminty y Ocean Salt.

Cuando pruebe los productos os iré contando si existen muchas diferencias con respecto a las fórmulas tradicionales. Decir que la duración de estos productos autoconservantes es de más de un año, así que en eso no varía. 

Por cosas como estas adoro Lush, y por cosas como estas tengo que insistir en que no es una marca que sea cara. Como bloggera pruebo muchos productos fantásticos pero antes o después vuelvo a Lush una y otra vez. De hecho ahora estoy muy pendiente de las novedades que tienen que llegar a España: tratamientos capilares, mascarillas faciales en gelatina y un bombas de baño que convierten el agua en gelatina... eso estoy deseando verlo... 

Lush y sus productos autoconservantes: Drean Cream, Mask of Magnaminty y Ocean Salt.

¿Qué os parece la iniciativa autoconservante de Lush? ¿La conocíais?

2 comentarios:

@mycosmeticart

.