6 tips para estudiantes: 4 cosméticos y 2 aplicaciones que no me pueden faltar en épocas de exámenes. - My Cosmetic Art
.
.

9 feb. 2016

6 tips para estudiantes: 4 cosméticos y 2 aplicaciones que no me pueden faltar en épocas de exámenes.

He mencionado a menudo que soy estudiante de Historia del Arte por la Uned. Cuando terminé la carrera y el postgrado, tras un año de aburrido paro e inquietante quietud mi cuerpo (o más bien mi mente) echó en falta algo que sin embargo llevaba años deseando quitarse de encima: estudiar. Y como tenía la espinita clavada de no haber hecho Historia, y debo tener un punto un poco masoca, decidí encontrar un punto intermedio entre lo que quería y lo que ya llevaba puesto (entre la historia y la Comunicación Audiovisual), y salió pues eso, Historia del Arte. Lo que comencé pensando que se me pasaría en cuanto llegasen los dos primeros exámenes lleva ya un recorrido de nada menos que cuatro años, y a estas alturas 'de perdidos al río', tendré que hacer los otros cuatro... En cualquier caso no me arrepiento, aunque reconozco que llegadas estas fechas, en las que tengo que irme donde Cristo perdió el gorro a vomitar 4 folios de mi puño y letra tras semanas de someter a la neurona a un esfuerzo extra, no puedo evitar pensar aquello de 'quien me mandaría a mí meterme en este berenjenal...'. Pero vamos resumiendo: con los años he tratado de hacer las inevitables horas de estudio más agradables, y aunque el hecho de estudiar por amor al arte (valga la redundancia) ayuda, rodearme de ciertos objetos cosméticos hace que la cosa se sobrelleve todavía mejor. También he tratado de optimizar el tiempo dedicado al estudio. Me encantaría decir que también es algo que he mejorado con los años, pero dada mi capacidad de concentración todavía me sorprendo de haber logrado acabar la primera carrera, y ahora, cuando las redes sociales caben en la palma de la mano y nos siguen a todas partes, la cosa se complica todavía más... Pero precisamente en el problema he encontrado la solución en forma de dos aplicaciones que me ayudan a mantener mi culo inquieto concentrada en Miguel Ángel, Cosntable, Goya, Picasso...



Este post se me ocurrió a raíz de una imagen que compartí con vosotras en Instagram el domingo, cuando estaba inmersa en el estudio de las acciones de patronazgo de las mujeres en arte durante la Edad Moderna, con lo que los productos cosméticos no son ningún misterio.


En primer lugar no puede faltar un bálsamo de labios en mi estuche, no solo porque estos se resecan de hablar por lo bajini, recitando una y otra vez la lista de cuadros, tratados y autores que tengo meter en la cabeza, sino casi como pulsión inconsciente (y muchas veces innecesaria)... Además de un bálsamo japonés que lleva casi dos años dando vueltas por mi escritorio, pera la temporada enero-febrero de 2016 se ha situado como favorito es ChapStick que recibí en la Lip Monthly de Noviembre de 2015. Es un producto genial porque en realidad son dos bálsamos en uno, uno para el día con spf (no es que me de mucho el sol cuando estudio, pero bueno), y otro más intenso para la noche. Es eficaz, no pesa, hidrata... y es muy chulo. Cuesta como tres dólares, y es una pena que no se pueda comprar en España...


Tampoco puede faltar una crema de manos. Imprescindible para el estudio dos cosas: que se absorba súper rápido para no pringar todo el material, y que huela muy muy bien, que menos cuando se está estudiando... Estos días no estoy usando una crema de manos al uso pero sí un producto que cumple con todos los requisitos necesarios: la hidratante corporal de Beauty Protector. Tengo una minitalla que recibí en no sé qué Birchbox, y lo que es para el cuerpo entero no creo que de, pero como crema de manos es fantástico (salvo por el envase, que la crema es densita y cuesta sacarla de ahí...). Huele genial, hidrata correctamente y se absorbe al instante. No recuerdo el precio de la hidratante pero barata no era, eso sí, merece la pena...


Para esos momentos en los que cunde el pánico y me dejo llevar por el 'joder, como caiga esto suspendo' (me suele pasar cuando me topo con las imágenes de vestir de los santos del Siglo de Oro Español), me gusta tener algo que me permita relajarme, evadirme y tranquilizarme, y nada como la lavanda para este fin. Así que además de un vaso lleno de lavanda que hay sobre mi escrito, (cortesía de nuestra querida Paula y de Paloma de Chuches de Mujer), ronda por mi escritorio el bálsamo de sienes Dream Time de Lush (también lo uso para dormir, sí). Se trata de un producto que se aplica sobre sienes (y cuello, y muñecas, y pecho, y donde me de la gana), que libera un agradable aroma a lavanda, relajante... Me chifla. No lo vais a encontrar en la web ni en tiendas normales, este bálsamo solo se puede comprar en los Spa de Lush, y si os queréis acercar a por él al de Madrid os recomiendo que antes os aseguréis de que lo tienen disponible (bien llamando por teléfono, bien vía chat de la web). Cuesta en torno a los 8 € y tiene además una versión para espabilarse por las mañanas. Además de aceite de lavanda tiene aceite de jojoba, manzanilla, jazmín, sándalo... Una maravilla vamos.


La última gran incorporación ami escrito ha sido un Bálsamo Chino. Es un bálsamo de masaje que ayuda a alivar el dolor muscular. Y es que estudiar requiere estar muchas horas en la misma posición, y al final espalda, cuello y hombros se resienten... pero eso no me puede parar. Después de unas horas un automasajito con este bálsamo y me siento mucho mejor sin duda. Tiene aceites esenciales de canela, clavo, eucaplito, tomillo, ylang-ylang, jengibre, romero y menta, el aroma es particular, huele similar al champú Como Nuevo de Lush (a clavo y canela), pero más suave, no es tan invasivo. Este viene de Akropharma (tienda de la que os habláre -y muy bien- próximamente), y cuesta unos 10 €.

A falta de introducir algún complemento alimenticio que mejore la memoria (ya estoy en ello) estos son los productos cosméticos que no pueden faltar en mi estudio, además de algún que otro pintalabios potente para subir la moral, por supuesto.

En cuanto a las aplicaciones, si bien no son realmente productos cosméticos, que son objeto de mi blog, contribuyen sin duda al bienestar, al igual que la cosmética. Además de vez en cuando me quiero permitir un off topic si me lo permitís.


La primera es una aplicación que utilizo desde hace muchísimo tiempo: Relax Melodies Premium. Es un repertorio de sonidos (repertorio que por cierto ha ido creciendo más y más a lo largo de los años) que nos pueden ayudar a relajarnos, concentrarnos, meditar... Encontramos desde los típicos sonidos de la naturaleza (grillos, pájaros, un río, el mar...), hasta sonidos más del día a día como el bullicio de la gente, una secadora (no os podéis imaginar como me relaja el sonido de la secadora...), el traqueteo de un tren... Pasando por melodías varias y otras rarezas... Los sonidos se pueden combinar para crear el ambiente que se desee, a gusto del consumidor. Además tiene lo que se conoce como ritmos binaturales, una serie de ondas que ayudan a conciliar en sueño, meditar, relajarse, concentrarse... Llamadlo ciencia o llamadlo efecto placebo, pero a mí me funcionan, y lo uso hasta para ir en el metro, me chifa. Incluye además una serie de meditaciones guiadas de diversos tipos pero por el momento está solo en inglés. Es de pago (al menos mi versión), pero es altamente recomendable. Os animo a probarla.




La otra aplicación ha hecho más por mi productividad que cualquier otra cosa. Es una aplicación muy curiosa llamada Forest. Consiste en un bosque virtual que vamos creando en función del tiempo que dejamos el móvil sin utilizar. Me explico: se programa un pequeño árbol (se pueden programar desde 10 minutos hasta dos horas), que crecerá durante el tiempo determinado que elijamos siempre y cuando no se abandone la aplicación. En caso de hacerlo el árbol se seca y no hay recompensa. Así nos evitamos mirar el correo, Facebook, Instagram, las visitas del blog... y centrarnos en lo que estemos haciendo (o simplemente como ejercicio para utilizar menos el teléfono, que a más de una nos hace falta...). La recompensa es, además de un bosquecito virtual que podemos ir customizando con diversas especies, un crédito de monedas acumulativo que luego se puede canjear por la plantación de un árbol real en Zambia o en La India (tengo que investigar bien como funciona esto, porque espero poder ir plantando árboles reales pronto...). Es una aplicación muy sencilla, muy simple, muy efectiva y muy bonita.

Y eso es todo por hoy... he conseguido sacar un ratito entre examen y examen para contaros alguna cosita, y me ha salido algo un poco distinto. Espero que os haya gustado, y que a alguna le pueda servir de utilidad. La semana que viene estaré ya libre de estudio así que el blog irá volviendo poco a poco a la normalidad.

18 comentarios:

  1. En primer lugar, muchísimo ánimo con la segunda carrera, da igual que sean 8 o 5 años, ¡ese estudio y conocimiento es placer más que otra cosa! Y los cosméticos mencionados todos me han parecido imprescindibles, con mayúsculas, especialmente los bálsamos. Pero la App que lleva sonido jamás me la pondría mientras estoy estudiando, me volvería loca por muy relajante que fuese ajaja. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gretel:
      Muchas gracias por los ánimos. Es cierto que la segunda carrera se hace de otra forma muy diferente, pero eso no quita para que cuando lleguen los exámenes nos acordemos de nuestras ideas... jaja.
      Un abrazo guapa.

      Eliminar
  2. Vamos que tú puedes con todo!! Y tienes buenos aliados cosméticos, jeje.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapetona! Ya han pasado XD
      Un besote!

      Eliminar
  3. Qué original el post!! Hay productos que no sólo incluiría para estudiantes porque por ejemplo el bálsamo chino para alguien que trabaja muchas horas sentada en una oficina también le puede ir bien ;) vamos, que lo necesito jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Eneri.
      Claro, no son exclusivos de estudiantes, pero sí necesarios. El bálsamo mola un montón, muy recomendable.
      Un beso guapetona.

      Eliminar
  4. Me ha resultado entretenido tu post, yo hace mucho que no estudio pero siempre vienen bien algunas ideas y la app para no usar el móvil está muy bien, se la tengo que enseñar a mi hijo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa:
      Sí sí, la app fue todo un descubrimiento, para desengancharse :) Ya me contarás si se la pones a tu chaval.
      Un besazo!

      Eliminar
  5. Muy chulo el post! Yo estudiar como tal (empollar xD) hace unos años que no lo hago, porque el máster del año pasado fue más hacer trabajos. Pero si quiero prepararme las opos de profe tendré que volver a darle a los codos! (perezóooooon!!!). Lo del bálsamo de labios es un clásico, y lo de tenerlo en el estuche aún más! jajaja Y la aplicación para no usar el móvil me ha parecido genial! Yo siempre me entretengo más con el ordenador, pero me ha parecido muy chula! Para tenerla en cuenta! (yo fui a plantar arbolitos de verdad con los alumnos el año pasado en diciembre, pero no ha llovido así que se deben haber muerto todos D: xD).

    Lo de la aplicación de los sonidos no me llama la atención porque soy capaz de abstraerme mucho, y por ejemplo nunca me puse música ni nada para estudiar porque al rato dejaba de escucharla xD No soy muy de sonidos y tal, igual que la moda esta de pintar para relajarse tampoco me llama, creo que me pondría aún más nerviosa (que leches hago pintando si mañana tengo un examen y aún no me lo sé todo!!!??? xDDDD). Vamos, que con lo del relax soy un poco especialita. Me va más el ir haciendo descansitos (ver la tele, salir a merendar si estoy en la biblio, ordenador...) y luego concentración máxima.

    Pues nada, mucha suerte en los exámenes! :D Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carme, gracias por tu aportación ;)
      Yo en cambio no me quedo quieta en la silla si no me pongo música, o algo en los cascos, o incluso una peli. Llámeme rara, y aún así voy aprobando, no me lo explico, jaja.
      El Relax chica, cada una lo lleva como le apetece ¿no? como mejor le va.
      Un beso y gracias por los ánimos.

      Eliminar
  6. Super curiosa la última aplicación! me la voy a bajar :D
    Yo cuando estudio lo único que tengo a mano es un bálsamo hidratante :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo voy poniendo más y más cosas, así me distraigo con algo jaja.
      La apli es muy molona, yo me la pongo para no usar el movil cuando trabajo también y oye, funciona.
      Un beso guapa.

      Eliminar
  7. Lo tuyo tiene mérito, muy buenas recomendaciones, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, gracias guapa, eso dice mi chico ;)

      Eliminar
  8. Lo del balsamo labial y la crema de manos nunca han faltado en mi estuche/mochila, pero desde luego los balsamos de tigre y dream time de lush son un puntazo. Nunca he caido en utilizarlos, y mira que los tengo uno en el botiquin y el otro en la mesita de noche!

    Por cierto, me encanta la historia del arte, igual algún día de mi vida también me animo a estudiarlo...animo...que a mi la asignatura en Bachillerato me chiflo...la saque con un 9!

    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes, bálsamos para estudiar, lo mejor de lo mejor ;)
      Oye pues anímate a estudiarla, yo estoy muuuuy contenta con ella, en exámenes me acuerdo de mis muertos por la ocurrencia pero el resto del tiempo genial, además poco a poco se va sacando.
      Un abrazo Marina.

      Eliminar
  9. que buena foto y que productos chulos! te invito a visitarme tb ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias. Me pasaré por tu espacio :)

      Eliminar

@mycosmeticart

.