Más champús sólidos de Lush: hoy os traigo el Karma. - My Cosmetic Art
.
.

1 ago. 2014

Más champús sólidos de Lush: hoy os traigo el Karma.

Como ya he declarado en incontables ocasiones, soy muy fan de los champús sólidos de Lush. Llevo casi dos años utilizándolos y la verdad es que puedo decir que mi pelo es mucho más feliz desde entonces: está simplemente precioso (por supuesto lo complemento con otros productos como mascarillas, acondicionadores...). Pero sin duda, haber eliminado las siliconas de mis rutinas capilares, o al menos casi todas, se nota mucho a largo plazo, y puesto que las primeras canas ya están asomando entre mi oscuro cabello, lo que me quede de lucir melena castaña bonita y brillante pienso hacerlo bien y disfrutándolo. Cuando la cantidad de canas sea insostenible Dios, Lush, o el tinte proveeran.

Sin embargo yo, que estaba casada con Como Nuevo, no me ha quedado más remedio que serle infiel. Y la razón de esta infidelidad ha sido que el pelo se me estaba 'acostumbrando' y se ha manifestado en sequedad, que se ha acusado en verano. No es que le hubiese sido absolutamente fiel a Como Nuevo, había tenido aventuras con otros champús pero era esporádico, por aquello de probar nuevas experiencias -siempre sin siliconas y muchas de ellas más que satisfactorias-, pero yo siempre volvía encantada a arrojarme a los brazos de mi querido Como Nuevo. Pero claro, ahora la infielidad ha tenido que ser un poco más larga, y de hecho llevamos una época separados, pero con la promesa de volver a encontrarnos. 



Y el cuerpo del delito, o lo que es lo mismo, el champú que hace que ahora mantenga un trío, es también por supuesto de Lush (aunque reconozco que el de Menta y Macadamia de Keims es un duro competidor y no lo descarto como otro miembro de la orgía capilar de mi bañera). El elegido fue Karma, que si bien es correcto y tiene muchas cosas positivas, no está a la altura de mi querido Como Nuevo

Desde luego que antes de lanzarme a los brazos de mi nuevo amante consulté a la gente de Lush: en primer lugar conversando hace unas semanas con Gloria, la responsable de Markenting y Redes Sociales (creo), le comenté mi amor incondicional a Como Nuevo pero como nuestra relación se estaba viendo desgastada por la sequedad de mi cabello, y me recomendó tener dos e ir alternándolos. La misma recomendación me hicieron un par de veces en la tienda de Alcalá-Madrid, y viendo que el resacado se intensificaba decidí tomar cartas en el asunto, pero tampoco me apetecía tener otra pastilla en entera en la bañera. La solución os va a gustar, sobre todo a aquellas que os tira para atrás el precio de los champús de Lush, y fue tan sencillo como ir a comprar la pastilla en compañía de mi amiga Paula, y pedir en la misma tienda que la partieran por la mitad (de ahí que en las fotografías de esta entrada solo veáis media pastilla, podéis ver, o leer a la otra media aquí). Con media pastilla tenéis tranquilamente para mes y medio o dos meses las melenas largas e incluso densas.


Pero vamos con Karma, que es además la fragancia más característica de Lush, de hecho ya os he hablado de ella en su versión Jabón y en su versión Perfume Sólido. Tiene por supuesto ese olor con tanta personalidad de Karma, unisex pero que para mi tiene un puntito masculino muy sexy y atrayente (huele por cierto a naranjas). No perdura en el pelo pero sí inunda la bañera. El champú sólido Karma tiene una ventaja con la que no cuentan otros champús de Lush (entre ellos Como Nuevo), y es que hace espuma con mucha facilidad, frotar un poquito entre las manos o contra el pelo y espuma a raudales. Deja el pelo estupendamente limpio, equilibrado y bastante desenredado (cosa que tampoco pasa con Como Nuevo), pero yo no prescindiría de un poco de acondicionador tras su uso. Además lo equilibra a la perfección, ha acabado con la sequedad de mi cabello sin aportarle grasa. 

Sin embargo le falta ese no sé qué: con Como Nuevo mi cabello tiene más cuerpo, con Replandor mucho brillo, pero con Karma solo equilibrio, es un champú correcto, para combinar de vez en cuando con mi Como Nuevo. No obstante, estas últimas palabras no las toméis al pie de la letra, porque es una vivencia 100% subjetiva: los champús sólidos de Lush son fabulosos, pero si algo he aprendido no solo con mi experiencia personal, sino con lo que me cuentan mis amigas, arrastradas irremediablemente por mí hacia el mundo del champú sólido de Lush, es que en cuanto a estos cada cual tiene que seguir su propio camino e ir viendo cuales le van mejor. Podéis ver en el post de Paula que a ella Karma le va de vicio, y Oceánico, que a mi me resecaba el pelo horrores, es sin embargo la pareja ideal de María. A mi madre le fue de fábula Squeaki Green, y si bien a mi me va estupendo, tanta ramita junta me pone un poco nerviosa. Ensayo-error, pero muy satisfactorio cuando se da con la combinación ideal. 


Comentar finalmente un poco sus ingredientes, entre los que podemos encontrar Aceite de Pachuli, Aceite de Naranja Dulce, Aceite de Lavándula, Aceite de Pino, Aceite de Elmí... La decoración se hace con una flor de Manzanilla... En cuanto a su precio, cuesta 7,95 € la pastilla de 55 gramos, que cunde unos tres meses, pero recordad el truco de comprarla con una amiga. 

¿Cuál es vuestra experiencia con los champús sólidos de Lush? ¿Los habéis probado?

GRACIAS A TODAS POR LEER, COMENTAR Y COMPARTIR.
PASAD UN FABULOSO FIN DE SEMANA. 

Este post ha sido redactado según el Código  de Confianza C0C.

13 comentarios:

  1. Ainsss¡¡¡ a ver si se me acaban los que tengo abiertos y empiezo este. Bsos

    ResponderEliminar
  2. Aún no me he animado con los champús sólidos de Lush.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Aún no he probado los que me compré, tengo un acumule de champús....jajajaja
    Soy un desastre

    Un besín

    ResponderEliminar
  4. Lo tengo en casa por estrenar, porque me gustó el olor y tengo la intención de ir probándolos todos, jeje. De momento llevo el oceánico, el como nuevo, uno que salió como edición limitada que era como de menta (el mejor) y el godiva. A ver qué tal me va a mi este!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  5. La vedad es que le tenía el ojo echado a Karma, por algo así de que era como un champú comodín, pero a ultima hora me lleve Godiva, y tambien hice lo mismo que tu, comprarmelo a medias con una amiga, la verdad es que sale muchsisisisimo mejor, porque yo creo que una de esas pastillas no las voy a acabar en la vida, y con media se me hace todo más feliz.
    La verdad es que con estos champús, por muchas reseñas que leo, unas les va divino y a otras horribles, así que yo he ido probadndo, y el fairy me va de lujo aunque mi pelo no choree grasa, y sorprendentemente loq ue más brillo me da...ni resplandor ni nada, uno de sus geles de baño!!

    ResponderEliminar
  6. No los he probado pero tengo muchas ganas de hacerlo!!besos

    ResponderEliminar
  7. Yo combino justo Karma y Como Nuevo, y el día que me apetece un "nosequé" uso Resplandor :P
    Un besito preciosa!! Nos vemos pronto! ;)

    ResponderEliminar
  8. Me llama, me tientas mucho jajaja pero no me terminan de ir bien los champús de Lush, no por que ellos, es que mi pelo... es complicado. Besiños.

    www.ysilacosafunciona.com

    ResponderEliminar
  9. Mi novio siempre usa los champus solidos de lush. Esta encantado

    ResponderEliminar
  10. Creo que el olor me gustaría, saludos!

    ResponderEliminar
  11. No he probado ninguno, pero ganas me dan. Me gusta el nombre del que enseñas hoy.
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. tengo pendiente probarlos! besitos

    ResponderEliminar
  13. a mi me gustan mucho, aunque me parecen algo incomodos, por ello los uso menos de lo que deberia. Y aun así, no me parecen nada caro, duran la vida!! Este no tenia pensado probarlo...el proximo sera godiva ;) Besos!

    ResponderEliminar

@mycosmeticart

.