Tabletas dentríficas de Lush. ¿Os atrevéis? - My Cosmetic Art
.
.

23 mar. 2014

Tabletas dentríficas de Lush. ¿Os atrevéis?

Buenas tarde artistas. Espero que estéis disfrutando del domingo, yo me he dado a algo muy Made in Spain esta mañana: cañitas y terracita en Lavapiés y en buena compañía, así que estoy la mar de relajadita.

Esta tarde quiero hablaros de una de las rarezas de Lush (de las muchas que tiene) y que me ha gustado muchísimo, voy a repetir fijo: las tabletas dentríficas. Venía un paquetito en Lush Legends y tras dos usos me gustaron tanto (tanto por fuera como por dentro), que compré una cajita.


Soy un poco especial en lo que al sabor de la pasta de dientes se refiere, ya que no me gusta el sabor a menta en ellas (ni en los productos cosméticos, es raro porque me encanta la menta en la cocina y me chifla su olor), lo cual limita mucho la elección de un dentrífico, lo que hace que por lo general me aguante y me quede con las pastas de dientes y su fresco sabor a menta (¡puag!). A esto se le añade que el color natural de mis dientes no es muy blanco que digamos, y eso que no fumo y me corto con el café, pero bueno, la naturaleza no podía ser benevolente conmigo en todos los sentidos. De manera que es importante para mí que los productos de higiene bucal aporten un poquito de blancura. Las tabletas dentríficas de Lush cumplen ambos requisitos (estas no saben a menta -otras sí- y blanquean los dientes), a lo que hay que añadir que están elaboradas con ingredientes naturales.

El formato de este dentrífico es también bastante curioso: en pastillas. Viene dentro de una cajita absolutamente deliciosa. Como sabéis Lush no ha invertido mucho tiempo ni dinero en sus packagins, dieron con un diseño chulo que utilizaron para todos sus envases, lo que, por lo menos a mí, me suponía un cisco tremendo las primeras veces que iba a la tienda, y me llevo a aprenderme los nombres. En la cajita de los dentríficos Lush ha dejado volar un poco la imaginación gráfica, añadiendo dibujos al interior de sus cajas, y creando una colección de Lushy Smiles originales y divertidas que estoy tentada de coleccionar, aunque eso me suponga tener que pasar por la menta. Además en una de ellas nos sugiere fotografiarnos (lo he intentado pero no he conseguido ninguna foto que me convezca, pero lo seguiré intentando) con alguna de ellas de la siguiente manera:


Mola ¿eh? ¿Os imagináis que Lush se da este tipo de diseños en todos sus productos? Estaríamos aún más perdidas en lo que a resistirnos a la marca se refiere.

El uso de las tabletas es sencillo: se introduce en la boca y se mastica un poco, se moja el cepillo y se lava los dientes con normalidad. Enseguida empieza a hacer espuma, igual que la pasta de dientes normal, y suficiente para dejar unos dientes blancos y estupendos.


Como os decía antes he probado dos de los dentríficos de Lush. Chou Chou... I love you, que es el que venía en Lush Legends. La primera vez que las vi... no sé, fue raro... Como... ¡jo! ¿de verdad voy a meterme esto en la boca? Arrugué un poquito la nariz, pensé que siendo de Lush no podía ser malo y para dentro. Y... ¡sabe a rosas! Ni rastro de menta. Dientes limpios, blancos y sin ese desagradable sabor fresco a menta. La caja contiene 40 pastillas y su precio es de 4,20 € (no todas tienen el mismo precio). En cuanto a sus ingredientes tiene bicarbonato (que es lo que hace que los dientes queden blanquitos), Aceite de rosa, Cáscara de limón en polvo, Pétalos de rosa, Aceite de limón, Resina de Benjulí en polvo... Como os digo, me gustó tanto su sabor y su boquita de drácula que enseguida me hice con otra cajita. 



Y la segunda adquisición fue Destello, que cuesta 3,50 € y está hecho a base de limón, pomelo y ¡pimienta negra! Y vamos que si se nota la pimienta: huelen a pimienta y pican en la lengua. Al principio no me gustó, me resultó un poco desagradable incluso, pero como soy muy de dar segundas oportunidades a los productos (y creedme cuando os digo que muchas veces me ha salido muy bien), he terminado por acostumbrarme, y regustillo picante que deja en la boca me hace hasta gracia. Aclarar que la comida picante no me gusta, para las que penséis que lo picante no es para vosotras. También tiene Bicarbonato, y además Glicerina, Caolín, Cáscara de limón, Aceite de limón, Aceite de Pimienta Negra, Aceite de Pomelo, Pimienta Negra de Comercio Justo en Polvo... Desde luego que es un producto para atrevidxs, y el tema de la pimienta puede no gustar a todo el mundo, pero estoy segura de que a más de unx le iba a encantar. 

Creo que me voy a dedicar a coleccionar Lushy Smiles, porque le doy un 10 a las tabletas. ¿A vosotras que os parecen? ¿Os atrevéis?

GRACIAS A TODAS POR LEER Y POR VUESTROS COMENTAROS. UN ABRAZO MUY FUERTE. 

17 comentarios:

  1. Woaw!! Si que son curiosos!!! Sobre todo me ha llamado la atención del que sabe a pimienta. Pero por lo que dices, supongo que todo es darle una oportunidad !!! Muchos besos guapa

    ResponderEliminar
  2. Que curiosas! mmmmm! cuando pase por un lush igual me animo! porque pintan genial!
    ¿Son duras? o tipo tiza? es que no me imagino la textura!
    un besi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, son blanditas Chispy, como si fueran de pica pica: duras en las manos pero fáciles de masticar... No sé si me explico^^

      Eliminar
  3. Qué originales que son!! Pues yo sí que me atrevo pero antes a ver si alguna se decide a subir una fotillo de los resultados para irme corriendo a la tienda o no! :D

    Muak

    THE FIG

    ResponderEliminar
  4. Me encantaría probarlos! besos

    ResponderEliminar
  5. me resulta muy curioso ese formato pero yo creo que sale carillo, no? un besito

    ResponderEliminar
  6. Pues a mi me llaman mucho la atención y me encantaría probarlas :)

    ResponderEliminar
  7. Pues no las conocia, que curiosas! Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Desde luego son curiosas y muy cómodas para ir de viaje. Lo mismo me animo con ellas. Un besote

    ResponderEliminar
  9. Que curiosas no las conocía pero prefiero la pasta jeje
    blogdelavalenciana.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  10. Muy curiosas, y la verdad que geniales para meter en el neceser y no ir cargada con el tubo de pasta. Bsos

    ResponderEliminar
  11. Me ha llamado mucho la atencion y la verdad me pica la curiosidad de probarlas!!besos

    ResponderEliminar
  12. No conocía este tipo de productos pero me ha llamado mucho la atención así que me lo apunto, muchas gracias por la información.

    Un besín

    ResponderEliminar
  13. a lush le encanta hacer todo sólido ejejej es ideal para viajar

    ResponderEliminar
  14. Ostras que original, me encanta :D como me gustan estas ideas graciosas y bien presentadas, la verdad es que en Lush tienen creatividad para dar y tomar. Pues seguramente las pruebe.
    Y sobre las pastas de dientes creo que tenemos mucho mito con ellas, como si no nos los pudiésemos lavar si no es con ellas, cuando de toda la vida se ha hecho con salvia, cenizas... y vamos he probado algún dentífrico natural (aunque de aspecto más convencional) y no llevan apenas nada de lo que añaden a los comerciales, pero limpian perfectamente.
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  15. Pues me ha parecido muy interesante, las quiero probar.
    ¿Lo del bicarbonato es bueno para los dientes? Había leído que los volvía porosos, pero vete a saber porque no lo leí de una fuente muy contrastada.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar

@mycosmeticart

.